jueves, 29 de julio de 2010

Facebook censura la página 29 DE SEPTIEMBRE. VAMOS A IMPULSAR LA HUELGA GENERAL MUNDIAL




“Las huelgas infunden siempre tanto espanto a los capitalistas precisamente porque comienzan a hacer vacilar su dominio (...) Todo este mecanismo lo mueve el obrero, que cultiva la tierra, extrae el mineral, elabora las mercancías (…) Cada huelga recuerda a los capitalistas que los verdaderos dueños no son ellos, sino los obreros, que proclaman con creciente fuerza sus derechos. Cada huelga recuerda a los obreros que su situación no es desesperada y que no están solos (…).” V.I. Lenin





Mencionar a Facebook no es hablar de cualquier cosa. La red social Facebook acaba de alcanzar la cifra de 500 millones de usuarios. Sin embargo, el dato más llamativo es que su crecimiento se acelera casi en proporción geométrica, pues hace tan sólo 6 meses albergaba unos 400 millones de usuarios. Si se tratara de una nación, sería la tercera más poblada del planeta. Y continúa creciendo.



A una velocidad de crecimiento también bastante acelerado, emergía el pasado fin de semana la página de Facebook: “29 DE SEPTIEMBRE: VAMOS A IMPULSAR LA PRIMERA HUELGA GENERAL MUNDIAL” al ritmo de mil miembros al día. Al tercer día, cuando esta página se acercaba a los 3.000 miembros, una compañera se lamentó de que un grupo sobre una marca de cosméticos poseía muchos más miembros que la página internacionalista. La respuesta que se le dio fue que no es lo mismo el nivel de compromiso; es decir, la calidad de los miembros, entre uno y otro grupo. Y los hechos lo corroboran.



La página “29 DE SEPTIEMBRE: VAMOS A IMPULSAR LA PRIMERA HUELGA GENERAL MUNDIAL” ha sido eliminada junto a los enlaces en otras páginas, grupos y perfiles con sus correspondientes comentarios, sin dejar rastro. La razón aportada por los responsables de Facebook ha sido: “El grupo induce a la violencia y no respeta las normas de Facebook”. Lo que está claro es que esta página incomodaba a demasiada gente. La buena noticia es que este ataque a la libertad de expresión es una constatación más de que la idea que defendía la página es totalmente correcta, tanto que incluso no la han podido ignorar y han intentado silenciarla.



El mismo día que desaparecía esta página, se difundía en los medios de comunicación la noticia de que los políticos, los partidos, los sindicatos y todo tipo de organizaciones —y es de suponer que los gobiernos y los agentes del imperialismo— emplean cada vez más esta red social para extender sus propuestas, sus programas, entrar en contacto con el pueblo, contrastar opiniones y extraer datos de interés.



Por otro lado, es factible utilizar una red social de estas dimensiones como barómetro para calibrar el descontento general, palpar el ambiente social, analizar las corrientes de opinión y estudiar cómo éstas evolucionan, y es de creer que las clases gobernantes lo deben estar haciendo para sus propios planes. Estamos asistiendo a una de las peores crisis del capitalismo, en el transcurso de la cual se auguran graves enfrentamientos sociales contra los cuales los gobiernos recomiendan la receta del totalitarismo y la represión con el objeto de poder desmantelar el estado del bienestar sin demasiados obstáculos, sumiéndonos aún más en la miseria. Es de suponer que la censura forma parte de las citadas medidas.



No obstante, es la experiencia lo que alimenta las conciencias de los pueblos. Es la propia crisis económica, la bancarrota de un reformismo incapaz de resolver los problemas que plantea el sistema, lo que provoca que caigan ante nuestros ojos los velos que ocultaban la realidad, mostrándose con toda su crudeza, sin menoscabo de la importancia de internet y los medios de comunicación libres y alternativos. Al imperialismo no se le ha pasado por alto el papel fundamental que juega internet contra el control ideológico y la censura que se practica en los medios de comunicación privados. Sin embargo, la censura no hace más que demostrarnos que tenemos la razón y nos empuja a redoblar los esfuerzos por hacer prevalecer la verdad. Desde que las masas hemos conquistado Internet, ya nada volverá a ser lo que era para la clase dominante.



Desde hace unos meses circula por toda la red social, de grupo en grupo, de perfil en perfil, la imagen del Partenón y la Acrópolis de Grecia con la consigna de ‘People of Europe, Rise Up!’ (¡Pueblos de Europa, alzaos!). Esto no es más que un reflejo de lo que está ocurriendo realmente en las conciencias. Mientras en toda Europa se sufren los peores recortes sociales y ataques contra las conquistas de la clase trabajadora desde hace décadas, la idea de la unidad de los trabajadores por encima de fronteras nacionales contra el enemigo común se apoderó de las mentes de millones de trabajadores. En palabras de Marx, cuando una idea correcta se apodera de la mente de las masas, se convierte en una fuerza material. Y esa fuerza material, surgida de la necesidad generada por los acontecimientos, ha ido creciendo y se está extendiendo de forma preocupante para los defensores del Statu Quo y de los privilegios. ¡Y qué mejor herramienta para defender el internacionalismo que la comunidad internacional de internet!



En este mundo real del que hablamos, el pasado 30 de mayo se publicaba la noticia de que los sindicatos GCEE de Grecia y el CGIL de Italia pedían a los demás sindicatos europeos una acción común para hacer frente a las medidas tomadas por los gobiernos, concretándose en una jornada de luchas europea para el próximo 29 de septiembre. Un paso adelante importante en la lucha de clases que demuestra que esa fuerza material, debido al enorme peso aplastante de su propia lógica, comenzaba ya a tener una presencia importante. Internet, y entre ellos este gigante de las redes sociales, Facebook, se hacía eco de estos acontecimientos, y por doquier comenzaron a proliferar grupos de apoyo a las luchas en los que se proponían iniciativas de unidad y de acción y en los que desde el principio se hallaba presente y se extendía la idea de una huelga general europea.



En este contexto, en el estado español, CCOO y UGT programaron la tan anunciada huelga general para la misma fecha, muy a pesar de sus dirigentes. Fernández Toxo, secretario general de CCOO, tuvo que advertir “para que nadie se confunda” (sic) que a pesar de confluir en la fecha con la jornada de movilizaciones europeas, el objetivo de la huelga será únicamente contra las medidas adoptadas por el gobierno español. Esto significa que él, como muchos otros, no se sentía cómodo con la fecha escogida. Sin embargo, ¿cómo justificar ante las bases la elección de una fecha diferente? No hay que descartar también el hecho de que tras las razones para convocar el 29 de septiembre hay que sumar también la desconfianza de muchos dirigentes sindicales con respecto al movimiento obrero y a la respuesta que éste pueda a ofrecer si la huelga no se encuentra respaldada por una movilización internacional. Aun así, la advertencia de Toxo es realmente significativa, en tanto que las burocracias sindicales son conscientes de que la clase obrera cada vez tiene más claro que nos enfrentamos a algo que nos afecta a nivel no sólo europeo, sino mundial: el capitalismo.



Los trabajadores, además de tener claros nuestros intereses, somos ante todo prácticos y aplicamos la lógica por encima de complicados discursos manipuladores. Si todos los países de Europa se encuentran en pie de guerra y necesitan dar una respuesta contundente a las medidas anti-obreras y pasar a la ofensiva, si es necesario organizar más huelgas generales, y si el enemigo está cada vez más claramente identificado con el sistema que nos explota a nivel mundial y no con los gobiernos locales, simples gestores del capitalismo, lo más natural, lo que nos dicta nuestro instinto de clase y de supervivencia, es la unidad, obligando a los dirigentes a proclamarse al respecto por encima de cualquier interés ajeno a las necesidades de nuestra causa y poniéndolos en un claro aprieto en el caso de que opten por tomar otros derroteros.



En el desarrollo de los acontecimientos, en México se ha dado el gran salto cualitativo. El pasado 16 de julio, en las instalaciones del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular (ANRP) y el Congreso Social hacia un Nuevo Constituyente (CS), acordaron: “Construir la Huelga Nacional para el 29 de septiembre, en el contexto de la huelga general europea, que se llevará a efecto en esa fecha, impulsando la discusión y acuerdos en nuestros respectivos centros de trabajo a nivel local y nacional, coincidente con la llegada de caravanas del país hacia la capital federal, poniendo especial énfasis en el rechazo a la iniciativa panista de reforma laboral y en respaldo a la lucha de los mineros, maestros y electricistas”.



En ese momento, el internacionalismo pasó de triunfar por encima de fronteras nacionales a extenderse por encima de fronteras continentales. La idea de una huelga general mundial, de la posibilidad de parar el mundo para demostrar que somos los trabajadores los únicos que lo hacemos funcionar, ya ha echado a volar y no hay quien la frene. El pronunciamiento mexicano también ha animado a intensificar las luchas en Europa en un efecto de retroalimentación, acercándonos más hacia la huelga general mundial. Por consiguiente, el 21 de julio, se lanzaría en Grecia un comunicado del PAME, llamando a todos los trabajadores europeos a la huelga general el próximo 29 de septiembre, los ecos del cual se están replicando incluso en países como Turquía.



En consecuencia, en Facebook no tardaría en aparecer la primera página titulada “29 DE SEPTIEMBRE: VAMOS A IMPULSAR LA PRIMERA HUELGA GENERAL MUNDIAL” disfrutando desde el principio de un éxito arrollador. ¡Esto ya es demasiado! Debieron pensar los defensores de los intereses del imperialismo. Incluso el grupo había iniciado ya una campaña de creación de logotipos y carteles para promover la huelga general mundial. Es entonces cuando, de repente, la página desaparece de la red.



El propio creador de esta página, al cual se le ha visto en Facebook encabezando numerosas campañas para cerrar páginas y grupos que realmente incitaban a la violencia, ya sea contra la mujer, los animales, de incitación al odio o al racismo… es testigo de lo que cuesta cerrar algunos grupos a base de llamamientos masivos para denunciarlos, y sólo tras mucho esfuerzo consiguen cerrarlos. ¿Alguien conoce alguna campaña, correctamente argumentada o sin argumentos, aportando pruebas o sin ellas, para pedir que se cerrara la página “29 DE SEPTIEMBRE: VAMOS A IMPULSAR LA PRIMERA HUELGA GENERAL MUNDIAL”? ¿Cómo han detectado tan rápido la existencia de esta página? ¿Es violencia defender un derecho reconocido como tal en cualquier país democrático del mundo? ¿Acaso la constitución española no reconoce el derecho a huelga? ¿Y qué decir del derecho a la libertad de expresión? ¿Quién se esconde detrás de Facebook? ¿Quién o quienes han denunciado esta página?



Si hay alguien que promueve la violencia, son aquellos que destruyen el estado del bienestar y condenan a la miseria a millones de trabajadores en beneficio de los grandes capitalistas, son aquellos que defienden a un sistema económico que para enriquecimiento de unos pocos produce guerras, golpes de estado, contaminación, hambrunas, explotación, prostitución, crimen organizado, destrucción… En una palabra: Barbarie. ¿Pertenecen los censores de Facebook a este último grupo?



Huelga decir que la página suprimida no ha surgido de ninguna pandilla de descerebrados con ganas de hacerse notar. El origen de esta página lo encontramos en Izquierda Socialista de Albacete. Izquierda Socialista es una corriente interna de izquierdas del Partido Socialista Obrero Español muy presente en Facebook y otras redes sociales.



En esta corriente se encuentran generaciones de militantes socialistas herederos de las más auténticas tradiciones obreras del socialismo español. No es de extrañar que de allí haya surgido esta primera página en defensa de una huelga general mundial. Siendo Facebook un reflejo de lo que ocurre en la sociedad, eso demuestra hasta qué punto muchos trabajadores que honradamente votan y militan en las bases del socialismo, a diferencia de quienes desde la izquierda se limitan a criticar al partido del gobierno sin proponer una auténtica salida al sistema, están extrayendo conclusiones a raíz de experimentar las consecuencias de la aplicación práctica de las tesis del reformismo.



Así pues, el proceso de toma de conciencia ya está en marcha, y no es debido a los grupos de Facebook, ni a Internet, ni a los que difundimos a los cuatro vientos consignas revolucionarias. En estos tiempos de crisis es el propio sistema el que enseña su verdadero rostro a los trabajadores. Es inevitable que la clase obrera llegue a la conclusión de la necesidad de unirse internacionalmente para responder a los ataques, como también es inevitable que en esas luchas, la clase obrera llegue a la conclusión de que somos nosotros, y no los capitalistas, los verdaderos dueños de todo aquello que construimos y ponemos en marcha. Cualquier intento de censura será en vano y se volverá contra los propios censores. No se puede poner puertas al campo. ¡ Si nos han cerrado un grupo, vamos a crear cientos promoviendo el internacionalismo y la huega general mundial! ¡Exigimos a Facebook que devuelva la página “29 DE SEPTIEMBRE: VAMOS A IMPULSAR LA PRIMERA HUELGA GENERAL MUNDIAL“ al movimiento obrero!



¡Difundid la necesidad de una huelga general mundial por todo el mundo!



Daniel Guerra.