viernes, 17 de septiembre de 2010

Colombia: FARC y ELN alcanzan acuerdo para finalizar confrontaciones entre sí


Las dos principales organizaciones insurgentes de Colombia anunciaron en un comunicado haber alcanzado un acuerdo para finalizar las confrontaciones internas entre ellas en el departamento colombiano de Arauca y reconocieron a través de una autocrítica los daños causados a la población. 

Con fecha 14 de septiembre, el documento está rubricado por el Comando del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Según el Comunicado publicado por varios sitios web, los comandantes de ambos ejércitos rebeldes estuvieron reunidos en las montañas de Arauca donde analizaron y debatieron sobre la necesidad de terminar con luchas internas.

“Somos autocríticos en reconocer los daños y afecciones causadas a la población, son dolorosos los episodios y lamentable las consecuencias. Por tanto, presentamos nuestros sentimientos de consideración y excusas a todos los afectados”, reconocieron.

Las guerrillas ratificaron que la lucha armada que llevan adelante es para defender los intereses del pueblo con el objetivo de refundar Colombia.

En el comunicado conjunto calificaron como desafortunada y absurda la confrontación entre las dos organizaciones y aseveraron que a partir de este momento evitarán “hacia el futuro volver a repetir tamaña equivocación”.

También analizaron que el encuentro entre las guerrillas será un “un valioso estímulo a la resistencia araucana y de los colombianos”, pero que “será objeto de provocaciones y versiones tendenciosas de la campaña contrainsurgente”.

Luego del encuentro, tanto el ELN como las FARC anunciaron su empeño para dejar atrás las diferencias y “estimular el retorno de campesinos a sus tierras”, debido al gran desplazamiento de habitantes que vive resultado de más de cincuenta años de conflicto interno entre los insurgentes y el Ejército.
Con esta nueva etapa las organizaciones buscarán “reconstruir la confianza y la esperanza en esta insurgencia que pertenece a la estirpe heroica del pueblo araucano”.

Por último, recordaron que en el Bicentenario del grito de la independencia se mantienen dignos en su lucha contra la ocupación militar estadounidense, la explotación generada por las multinacionales y las políticas aplicadas por la oligarquía colombiana.

Hasta el momento, los pedidos de la sociedad civil por un diálogo de paz entre insurgentes y gobierno nacional siguen congelados, ya que el nuevo presidente Juan Manuel Santos rechazó cualquier intento de conversaciones.

Según cálculos oficiales, durante este mes los combates entre los insurgentes y la Fuerza Pública dejaron como saldo cerca de 40 policías y militares muertos.

Reproducimos a continuación el contenido íntegro del comunicado conjunto:

Comunicado: 

No más confrontación entre revolucionarios
La dirigencia guerrillera del Oriente Colombiano, que abarca Arauca, Casanare, Boyacá, y parte de los Santanderes, asistidos por nuestras máximas comandancias del Secretariado Nacional y el Comando Central, anunciamos que ha terminado definitivamente la trágica confrontación que se venía dando entre las FARC-EP y el ELN, en el departamento de arauca.

Nos hemos reunido en el departamento de Arauca en un ambiente de mucha franqueza, fraternidad y camaradería para abordar las causas que desembocaron en un desafortunada y absurda confrontacion entre organizaciones hermanas. Recogimos y asumimos, en su espiritu y en su letra, el acuerdo de las dos direcciones nacionales de diciembre de 2009.

Hemos realizado una profunda reflexión sobre las causas que motivaron la confrontación y trabajaremos por aportar soluciones, pero sobre todo evitando hacia el futuro volver a repetir tamaña equivocación.

Somos autocríticos en reconocer los daños y afecciones causadas a la población, son dolorosos los episodios y lamentable las consecuencias. Por tanto, presentamos nuestros sentimientos de consideracion y excusas a todos los afectados.

Este reencuentro entre organizaciones hermanas es un valuoso estímulo a la resistencia araucana y de los colombianos. Sin duda, será objeto de provocaciones y versiones tendenciosas de la campaña contrainsurgente.

Las conclusiones a las que llegamos, ratifican que las diferencias debemos resolverlas animados en extraer de ellas fortalezas, decisiones constructivas y a forjar caminos unitarios.

Salimos de esta reunión, comprometidos y animados a poner el mayor empeño encaminado a cicatrizar heridas, a hermanarnos plenamente, a estimular el retorno de campesinos a sus tierras, a reconstruir la confianza y la esperanza en esta insurgencia que pertenece a la estirpe heróica del pueblo araucano.

Ratificamos que nuestros combatientes y nuestras armas, solo responden a la defensa de los intereses de nuestros pueblos, elevando el combate por la Colombia Nueva a la que hemos aportado tantas luchas y sacrificios.

En este Bicentenario del Grito de la Independencia, nos llenamos de dignidad y grandeza contra la ocupación militar norteamericana, el expolio de las multinacionales y el servilismo de esta oligarquía de la que solo se esperan privilegios a los poderosos e infortunio a los humildes. Alentamos a nuestro pueblo a replicar las más grandes y heróicas jornadas por la independencia definitiva, por la Paz, la Justicia y la Felicidad Social.

Finalmente enviamos un fraterno abrazo a los combatientes, militantes y pueblo araucano.

Frente de Guerra Oriental del Ejército de Liberación ELN

Bloque Oriental de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejercito del Pueblo FARC - EP

COMANDO CENTRAL DEL ELN
SECRETARIADO DE LAS FARC-EP

Montañas de Arauca, 14 de septiembre de 2010