martes, 10 de agosto de 2010

Chile: El Estado ningunea a los pueblos originarios o les aplica la más descarada represión


Por Paula Correa...

El lunes 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas, se cumplió un mes de la huelga de hambre líquida que iniciaron los presos políticos mapuche en cinco cárceles del sur. Mientras, parlamentarios y familiares de los reos entregaron antecedentes de irregularidades en los procesos judiciales al ministro de Justicia. 

“No podemos conformarnos, los pueblos indígenas siguen sufriendo discriminación, desplazamiento de sus tierras ancestrales y exclusión en los procesos de toma de decisiones”, afirmó la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, en el día Internacional de los Pueblos Indígenas.
Mientras, en nuestro país se cumple un mes de iniciada la huelga de hambre de los presos políticos mapuche en las cárceles de Concepción y Temuco, y la segunda semana de tomas en Rapa Nui, donde los isleños exigen la devolución de sus tierras ancestrales, situaciones ante las que el gobierno ha mantenido un cauto silencio.

En septiembre del año 2008 nuestro país suscribió al convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que consagra el derecho de los pueblos originarios a ser consultados de las decisiones que los afecten directamente. Sin embargo, poco se ha utilizado esta herramienta para la defensa de los indígenas.
En este marco, el diputado comunista Hugo Gutiérrez criticó la forma en la que el Estado chileno está enfrentando el tema. El parlamentario se refirió a la irregular aplicación de la ley antiterrorista en causas mapuche y particularmente del convenio 169 en Chile.

“Aquí hay un Estado que se despreocupa de sus pueblos originarios, más aún, yo creo que el Estado de Chile desconoce la existencia de los pueblos originarios. Después de un debate largo y huraño en el Parlamento se logró aprobar el convenio número 169 de la OIT, pero el Tribunal Constitucional, con su interpretación de que las normas del convenio no se podían ejecutar de manera automática en Chile, el convenio quedó prácticamente en nada. En consecuencia, aquí pasamos permanentemente de un Estado que ningunea a los pueblos originarios o, derechamente, les aplica la más descarada represión”.

Por esta razón, el Centro de Políticas Públicas organizó un seminario sobre la aplicación del convenio, que reunió a representantes de las distintas etnias que habitan en nuestro país, con la finalidad generar, de forma colectiva, un informe alternativo al que Chile presentará a inicios de septiembre ante la OIT.

Por otro lado, uno de los casos que presenta irregularidades es el de la lonko Juana Calfunao. Por esta razón, los diputados comunistas Lautaro Carmona y Hugo Gutiérrez, en compañía de los hijos de la mujer, visitaron al ministro de Justicia, Felipe Bulnes, para evidenciar las rarezas de dicho proceso judicial.
Uno de los hijos de la lonko, Waikilaf Cadin Calfunao, está recluido en Angol y es parte de la huelga de hambre, a través de la que exige que le sean concedidos a su madre los beneficios carcelarios correspondientes, situación que explicó Domingo Marileo, presidente de la Asamblea Nacional Mapuche de Izquierda.

“Hay que revisar el proceso porque la lamien Juana Calfunao ya debería estar en libertad, lleva más del 50 por ciento de su condena y ningún ciudadano chileno, si hubiese sido en Santiago o en otro lado, no estaría aún preso con más de la mitad de su condena cumplida en la cárcel. Yo creo que aquí hay una situación inédita, hay un sentido racista de la justicia chilena, discriminatorio y de segregación que permite que aún siga la lamien presa”.

Por su parte, Jorge Landero Calfunao, también hijo de la lonko, advirtió que en medio de la compleja situación que está viviendo su pueblo, no existe razón alguna para celebrar.

“Bueno creo que el Día de los Pueblos Indígenas es, más que nada, simbólico. Creo que hoy el Gobierno no tendría nada que celebrar y tampoco el pueblo mapuche, porque aquí no se ha reconocido ningún derecho, no ha existido ningún respeto, al contrario, al pueblo mapuche se le sigue usurpando sus tierras, se les sigue torturando y a los hijos -y quienes luchan- también se les maltrata, se les persigue y se les encarcela”.
Los familiares de los presos en huelga de hambre asistirán este miércoles la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados en busca de una solución a sus demandas.

El jueves, se reunirán con distintas organizaciones sociales y políticas para conformar un “Frente Amplio por la Libertad de los Mapuche”, mientras convocan para el este viernes a la segunda jornada de movilización, esta vez de carácter nacional e internacional.