lunes, 2 de agosto de 2010

Israel deportará a unos 400 niños con sus padres .



POR POLVORIN...




El gobierno de Israel aprobó planes para deportar a decenas de familias de trabajadores inmigrantes. La medida afectará a unos cuatrocientos niños y sus padres, según le dijo a la BBC el portavoz del gobierno Roei Lachmanovich

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, aseguró que su país estaba enfrentando una creciente inmigración de indocumentados, lo que representaba una amenaza al carácter judío de Israel.
Sin embargo, el gabinete decidió autorizar la permanencia en el país de cientos de otros niños nacidos en Israel, en el seno de familias de inmigrantes, incluyendo a aquellos que van a la escuela y que hablan hebreo.
Según el corresponsal de la BBC en Jerusalén, Wyre Davies, Israel incentivó por años la entrada de trabajadores del mundo en desarrollo a viajar a Israel y realizar los trabajos peor pagados, aquellos que los israelíes no quieren hacer.
 
Ahora, en un intento por reducir su dependencia de la fuerza laboral extranjera, Israel determina que muchos de esos trabajadores deben marcharse, incluso si algunos de ellos tienen hijos nacidos allí.
 
Grupos defensores de los derechos humanos acusan al gobierno de persecución, pero ministros de la coalición de derecha dicen que no pueden concederles a más de mil familias la residencia permanente sólo porque sus hijos nacieron en Israel.

Según las estimaciones, la mayoría de los 1,200 niños se verían obligados a abandonar Israel, ya sea porque no cumplen con los criterios o porque no serán capaces de cumplir con el plazo relativamente corto - 21 días - para la presentación de todos los documentos que demuestren su elegibilidad.