miércoles, 6 de octubre de 2010

Republica Dominicana: ASAMBLEA NACIONAL DE TODOS LOS SECTORES EN LUCHA


 Colaboracion: Compañera Albania Camacho...

LOCAL COLEGIO MEDICO DOMINICANO –CMD-
(CONCLUSIONES)
 
EL MOMENTO ACTUAL Y SUS PERSPECTIVAS.-
 
La coyuntural actual se caracteriza por un déficit fiscal de más de 67 mil millones de pesos en base a un presupuesto para el 2010 de 378 mil  millones 876 mil de pesos. Deterioro en el sistema de salud, la seguridad social, seguridad ciudadana,  crisis del sistema energético, con más apagones que nunca, abandono del campo y la producción, dilapidación de los recursos públicos y corrupción,  endeudamiento público desmesurado, en fin una progresivo en la calidad de vida  del Pueblo Dominicano.
 
Además, por la concentración de los recursos en pocas manos del poder, abandono de las comunidades y los servicios básicos, privatización del patrimonio nacional y los recursos naturales.
 
Este panorama requiere de cambios y  transformaciones que tienen como premisa indispensable la UNIDAD DE TODOS LOS SECTORES EN LUCHA y la comprensión de que sólo desde el poder local y nacional se podría lograr, en confrontación con el gobierno de turno del Dr. Leonel Fernández (PLD), los sectores políticos tradicionales (PRD y PRSC) y el gran capital que le hacen el juego a su política económica neoliberal.
 
Romper con la dependencia del Estado Dominicano que  se endeuda para pagar  más deudas condicionadas por el Fondo Monetario Internacional –FMI- a que se recorten gastos sociales fundamentales para la población (salud, educación, energía, agua potable, entre otros) y de banca privada interna que cobra altos intereses en un corto tiempo.
 
Para el año 2009 nuestra deuda pública estaba en 13 mil 239  millones de dólares representando la deuda externa un 61.9 por ciento, es decir 8 mil 200 millones de dólares y la deuda interna 38.1 por ciento para un  monto de 5 mil 39 con 3 décimos de dólares, según datos del CES.
 
A  esto debemos  sumarle  las “decenas de millones de millones perdido con la corrupción”.
 
En esencia, se trata de la implementación de una política neoliberal, impuesta por el FMI para despojar al  pueblo dominicano de sus conquistas sociales, favorecer al sector privado, básicamente el sector importador, en perjuicio del sector exportador  nacional.
 
Por eso, el momento actual y sus perspectivas son de lucha y confrontación con el gobierno, en un proceso ascendente de movilizaciones y protestas en todo el territorio nacional, respetando y estimando las iniciativas locales y regionales, en coordinación y unidad con todos los sectores en lucha.
 
Y las más de 50 organizaciones reunidas la asamblea el pasado domingo 5 del mes en curso acordarmos desarrollar un plan de lucha a nivel nacional para demandar un cambio en las políticas públicas y el  modelo económico, político y social  que empobrecen al pueblo y  la Nación Dominicana, implementado por el PLD y el Dr. Leonel Fernández, reiterando la mismas practicas de los otros malos gobiernos del pasado (PRD y PRCS). 

DEMANDAS-REIVINDICACIONES:
 
Las demandas  aprobadas  y que servirán de marco al plan de lucha son las siguientes:
1.      Anular el contrato entre el Estado Dominicano y la empresa minera Barrick Gold por su carácter oneroso, por las características depredadoras y contaminantes de esa empresa, porque el mismo vulnera la Constitución de la República y la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
2.      Desprivatizar el sistema eléctrico del país, recuperar el patrimonio privatizado de ese sector, restablecer su carácter de servicio público, reunificar e integrar sus empresas en una sola corporación con un nuevo modelo de propiedad social que garantice el fin de los apagones, la reducción de los costos de producción, transmisión y distribución y el establecimiento de tarifas accesibles a toda la sociedad.
3.      Un reajuste general de salario para quienes devengan sueldos menores de 25 mil pesos en el sector público, a civiles y militares y en el sector privado; la reducción de un 10% a los precios de los artículos de primera necesidad, las medicinas, la vivienda y el transporte. Dejar sin efecto en lo inmediato la llamada indexación de los combustibles; reducir administrativamente en un 10% los impuestos a los hidrocarburos para abaratar sus precios y someter una modificación a la ley de hidrocarburos. Recuperar para fines de entrega a las familias campesinas desposeídas y la activación de la reforma agraria todas las tierras cultivables del Estado, las tierras baldías en manos de terratenientes y las normadas por la ley del latifundio
4.      Sancionar ejemplarmente a los responsables y beneficiarios de la corrupción estatal a nivel del gobierno central, el Congreso Nacional, los ayuntamientos, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, DNCD, DNI e instituciones autónomas del Estado. Recuperar todas las fortunas mal habidas en las últimas décadas para ser invertidas en planes sociales y obras de desarrollo en todas las comunidades
5.      Ponerle fin al presente estado policial. A la represión contra la sociedad y muy especialmente contra la población empobrecida, desmilitarizar los barrios y prohibir el uso de las tropas especiales y armas de guerra contra el ejercicio del derecho a la protesta en lo inmediato, y someter a estudios a la mayor brevedad la disolución de la actual Policía Nacional por su carácter militar y el alto nivel de corrupción y criminalidad que la arropan, para reemplazarla por una policía civil y respetuosa de los Derechos Humanos.
6.      Por  una verdadera política salud y  de seguridad social que no tenga como prioridad el lucro de las entidades mediadoras (ARS/AFP), que permita la inclusión de las grandes mayorías a ésta, y se reconozca poder de participación y decisión a los afiliados.
7.      Reforma Agraria Integral, atención al campo, contra los desalojos y por viviendas dignas.
8.      Detener la carrera del endeudamiento público (externo e interno) y por una moratoria de tres años en el pago de los servicios de la deuda.
 
Para el logro de estas demandas anunciamos, al país un plan de lucha a desarrollarse en todo el territorio nacional con participación de la gente y sus organizaciones, procuraremos la integración de todos los sectores dispuestos a resistir la embestida gubernamental contra el pueblo dominicano, de los trabajadores del campo y de la ciudad y de la gente de a pié que ve de manera impotente cómo se deteriora la calidad de vida y empobrece aun más a los-as dominicanos-as, que ve como se agudiza el endeudamiento interno y externo, que observa como la corrupción abarca todo el estamento gubernamental al tiempo que el sistema de impunidad le protege.
 
 

 
¡Fuera la Barrick Gold!                                                                  ¡Castigo a los Corruptos-as!
 
¡No a los apagones!                                 ¡Recuperemos y defendamos el patrimonio nacional!
 
¡A defender al pueblo y acompañarlo en sus luchas!                         ¡A las calles, a protestar!   
 
 
 
Foro Social Alternativo                 
Colegio Medico Dominicano
Articulación Nacional Campesina
Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción  FENATRANO
Fuerza Laboral
Coordinadora por la Vida
Federación de Trabajadores de la Construcción FENTICOM
Red Urbana Popular
Federación Nacional de Motoconchistas  
Comisión Nacional de los Derechos Humanos
 
Distrito Nacional,
20 de septiembre de 2010